Noticias de Ciencia

La UMA analiza los estudios de la Cueva de Nerja en el 60 aniversario de su descubrimiento

Compartir

La Universidad de Málaga se ha sumado a la conmemoración del 60 aniversario del descubrimiento de la Cueva de Nerja, con la celebración esta mañana de unas jornadas en la Facultad de Ciencias, donde expertos nacionales e internacionales han repasado las investigaciones geológicas desarrolladas en este recurso natural, ubicado en el extremo oriental de la provincia de Málaga.

La presentación de las jornadas ha contado el decano de Ciencias, Antonio Flores, y el profesor Iñaki Vadillo, coordinador académico del encuentro.

El grupo de Hidrogeología de la UMA, del Departamento de Ecología y Geología, junto con investigadores del CSIC, lidera la investigación nacional de la Cueva de Nerja en esta línea de estudio. Un “laboratorio subterráneo natural”, que tal y como han destacado, lleva analizándose desde que se descubrió, en 1959, aunque, en un principio, más desde un punto de vista arqueológico.

En este sentido, el catedrático de Geodinámica Externa Francisco Carrasco ha señalado que los trabajos geológicos comenzaron en 1979. 

El investigador ha explicado durante su intervención que la Cueva de Nerja se sitúa en el límite de dos conjuntos: relieve montañoso y llanuras costeras. Declarada como lugar de interés geológico de relevancia internacional, presenta una compleja estructura geológica.

La cavidad fue formada por un proceso denominado karstificación, el agua de lluvia disuelve dióxido de carbono (CO2) del suelo y de la atmósfera, y se convierte así en un agua ácida, agresiva, que va ensanchando las grietas y fracturas de la roca a medida que circula a su través. Así, se desarrolla en materiales mármoles del complejo Alpujarride y también existen afloramientos de la edad neógena y cuaternaria.

Tras la conferencia de Carrasco, la profesora Cristina Liñán, del Instituto de Investigación Cueva de Nerja, ha abordado el control de parámetros ambientales para el estudio y gestión de cavidades kársticas. Asimismo, la investigadora de la UMA Lucía Ojeda ha analizado las fuentes y sumideros de metano en la Cueva. El profesor de la Universidad de New South Wales (Sydney) ha puesto el colofón a esta cita científica.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.