La UAL investigará en la zona arqueológica de Ciavieja de El Ejido

La UAL investigará en la zona arqueológica de Ciavieja de El Ejido

La Universidad de Almería ha firmado un contrato con el Ayuntamiento de El Ejido a través del cual se compromete a la realización de servicios y trabajos de investigación con excavación arqueológica y actuaciones de conservación/restauración de los restos arqueológicos situados en determinadas parcelas de la zona arqueológica de Ciavieja. Lugar en el que -pese a estar garantizada por normativa su protección integral- las intervenciones destinadas a investigación han sido hasta ahora modestas.

Las actividades tienen como finalidad la puesta en valor del yacimiento arqueológico, Bien de Interés Cultural del Patrimonio Histórico Andaluz. Este convenio está incluido en la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado, EDUSI El Ejido Sostenible 2020, cofinanciado en un 80 por ciento por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) en el marco del Programa Operativo Plurirregional de España 2014-2020. El importe total del contrato es de 307.521 euros teniendo el proyecto un plazo de ejecución de 2 años.

El rector de la Universidad de Almería, Carmelo Rodríguez, ha señalado que este contrato pone de manifiesto que uno de los pilares de la UAL es  “la transferencia de conocimientos, y de la innovación que podemos hacer en nuestro entorno y hacerlo en El Ejido es un auténtico placer”.  Rodríguez, ha agradecido la confianza puesta en los investigadores de la Universidad y ha anunciado que no será la única colaboración con este municipio. “Hemos planificado otra reunión para colaborar en temas de investigación y también para abordar que El Ejido sea sede de los Cursos de Verano”.

Francisco Góngora, alcalde de El Ejido, ha agradecido a la Universidad de Almería y a su rector “el magnífico equipo de trabajo que han creado para esta tarea que nos ofrece total garantía de que se va a llevar con gran minuciosidad y nos va a servir para poner en valor un yacimiento importantísimo”. Además, se ha mostrado ilusionado porque después de años esperando esta prospección arqueológica “se inicia una andadura que terminará cuando el yacimiento esté puesto en valor. Tenemos confianza en que van a aparecer restos muy importantes que en el futuro supondrán un revulsivo cultural, turístico y económico”. 

Por su parte, los investigadores, Carmen Pardo, directora del proyecto, y José Luis López Castro, han destacado que han formado un equipo con especialistas de primer nivel en cada uno de los campos vinculados a la investigación arqueológica y  las buenas condiciones en las que van a poder desarrollar su actividad, al no estar el yacimiento en plena área urbana. También han adelantado que contarán en los trabajos con participación ciudadana para implicar a la sociedad y que esperan obtener  unos magníficos resultados tanto para la musealización del sitio como científicos. 

Los trabajos que se han llevado a cabo en la zona hasta el momento han estado encaminados casi exclusivamente a la delimitación del yacimiento, recuperar el mosaico romano, efectuar una valoración de la normativa de protección más adecuada y confirmar el origen romano de  una de las viviendas situadas en el interior del perímetro protegido. Este convenio está encaminado a la consolidación de nuevos restos y estructuras arqueológicas, como como la musealización y valoración cultural y turística de las mismas. Para ello es necesario abordar nuevos trabajos de investigación con un equipo competente que evalúe el potencial científico y turístico/cultural de la zona arqueológica, avance en la comprensión de las sucesivas ocupaciones humanas que habitaron el lugar al menos desde el Tercer Milenio a. C., así como impulsar la conservación y valorización del enclave, identificando previamente los espacios más adecuados para este propósito.

Para ello, el proyecto de investigación deberá fundamentarse en la ejecución de las actuaciones arqueológicas necesarias para la recuperación y documentación de los datos necesarios para la consecución del contrato (excavación en extensión, sondeos, estudio de paramentos), así como las analíticas y estudios complementarios que fueran necesarios para la obtención e interpretación de cuanta información histórica, antropológica, arqueozoológica y paleoambiental puedan derivarse del proceso de excavación y registro, tales como estudio de fauna, malacofauna, palinología, análisis antropológicos, arqueobotánicos, datación por radiocarbono, etc.

El proceso incluirá las intervenciones necesarias para la interpretación y conservación/restauración de los restos arqueológicos documentados y musealizables; actividades que se desarrollarán durante las anualidades 2020 y 2021, una vez obtenidas las autorizaciones preceptivas.

Aunque El Ejido es un municipio administrativamente joven, conserva una notable riqueza patrimonial fruto de las innumerables generaciones humanas que desde hace más de cinco mil años habitaron en el territorio. La presencia de abundantes restos arqueológicos en Ciavieja ha sido atestiguada desde mediados del siglo XIX. En las décadas siguientes los elementos visibles, incluso arquitectónicos, pudieron identificarse con la ciudad romana de Murgi, mencionada en fuentes clásicas, gracias al estudio de elementos tipográficos. 

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.