Ciencia

La UA participa en un proyecto de la OTAN para minimizar los daños provocados por radiaciones nucleares

Compartir

El Departamento de Química Inorgánica de la Universidad de Alicante ha obtenido recientemente fondos para un nuevo proyecto en el marco de la OTAN – Convocatoria de propuestas de Ciencia para la Paz y la Seguridad (SPS)– para minimizar los daños provocados por radiaciones. La finalidad del Programa SPS es la de promover la cooperación en temas de seguridad entre los países miembros de la OTAN y los países socios de la Alianza, a través de actividades de investigación científica, innovación e intercambio de conocimiento.

En concreto, el objetivo del proyecto titulado “Novel Composites based on Cerium Oxide Nanoparticles and Carbon Enterosorbents for Acute Radiation Sickness”, es sintetizar nanopartículas de óxido de cerio y materiales de carbón activado para el tratamiento del estrés oxidativo generado cuando un ser humano es expuesto a radiación. “Este aspecto es muy importante en países de la antigua Unión Soviética donde la población permaneció en contacto con elevadas dosis de radiación debido al desastre de Chernóbil y a las pruebas nucleares que se realizaron en estos territorios. En cualquier caso, esta investigación es extrapolable tanto a población expuesta a un desastre nuclear como a la radiación recibida durante el tratamiento del cáncer”, explica el investigador de la Universidad de Alicante Joaquín Silvestre. “La idea es que esas nanopartículas y los nanomateriales de carbón activado minimicen los daños provocados por el estrés oxidativo mediante la adsorción de las especies radicales responsables del mismo”, explica el experto del Departamento de Química Inorgánica la UA.

Consorcio

Liderado por la Universidad Nova de Lisboa (Portugal), el consorcio incluye a investigadores de la Universidad de Alicante, el Instituto Vernadskii de Química General e Inorgánica (Ucrania); el Instituto Kavetskii de Patología Experimental, Oncología y Radiología, también de Ucrania, y el Instituto de Física experimental de Eslovaquia.

En los próximos tres años, los miembros del proyecto diseñarán y probarán nuevos nanocompuestos y trabajarán en un nuevo medicamento listo para ser probado en ensayos preclínicos. Desde la UA, explica Silvestre, “nos encargaremos de preparar las nanopartículas de óxido de cerio y los materiales de carbón activado. Además, participaremos en la deposición de las nanopartículas sobre el carbón para hacer sistemas mixtos. Posteriormente, se realizará la caracterización textural y química de los materiales para, por último, enviarlos a Ucrania donde serán evaluados para el tratamiento en ratones y se valorará su biocompatibilidad, aspecto clave del proyecto”.

El Laboratorio de Materiales Avanzados (LMA) del Departamento de Química Inorgánica de la UA cuenta con más de 30 años de experiencia en el diseño de materiales de carbón para un amplio rango de aplicaciones, desde adsorción y separación de gases a liberación de fármacos. Por otro lado, desde 2018, el mismo grupo de investigación lidera NanoMed, proyecto para el tratamiento de enfermedades por contaminantes radioactivos que finaliza el próximo año.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.