Investigación en Agronomía y Agroalimentación

La Mayora | Invernadero de última generación para cultivos 4.0

Compartir

El Instituto de Hortofruticultura Sobtropical y Mediterránea de la UMA-CSIC La Mayora construirá un invernadero de altas prestaciones, en el que podrá realizar ensayos de cultivos en un entorno dotado de uno de los sistemas de control ambiental más avanzados.

Invernadero de última generación en La Mayora.

Un referente para la agricultura subtropical de las provincias de Málaga y Granada, un centro especializado en el desarrollo de innovaciones para el desarrollo de una agricultura de vanguardia, en la que prácticamente nada se deja al azar o a los designios de la naturaleza.

El Instituto de Hortofruticultura Subtropical y Mediterránea La Mayora es un centro de titularidad mixta, dependiente de la Universidad de Málaga y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, que ha conseguido posicionarse como un aliado de excelencia para la agricultura más vanguardista de su entorno.

Este centro de investigación cuenta con especialistas en el desarrollo de soluciones científicamente muy avanzadas para el cultivo de frutas y hortalizas, y también para el producto estrella de la agricultura de la costa mediterránea, como son las frutas subtropicales: aguacates, mangos, chirimoyas y otros productos más, con las que muchos municipios cercanos al mar han sabido buscar una alternativa estable a la actividad turística.

Invernaderos de La Mayora
Invernaderos de La Mayora.

El ‘Ferrari’ de los invernaderos en La Mayora

Recientemente, La Mayora ha conseguido más de 500.000 euros de financiación, del Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación, para construir un invernadero de última generación, en el que se podrán realizar ensayos muy avanzados, en entornos controlados al más mínimo detalle, y que será una realidad a finales de 2021 o principios de 2022.

Este invernadero se construirá en las instalaciones que La Mayora tiene en el campus de Teatinos, de la Universidad de Málaga, donde ya existe un invernadero de características similares al que se va a construir.

Va a suponer un salto de calidad para los trabajos de investigación que se desarrollan en este centro, ya que contarán un modelo que es el “Ferrari de los invernaderos”, según lo define el subdirector de La Mayora e investigador de la Universidad de Málaga, Eduardo Rodríguez Bejarano.

Invernadero para la investigación y experimentación

El invernadero está pensado para la investigación y experimentación científica, y tiene poco que ver con los de carácter comercial. Contará con ocho o diez módulos independientes, donde se podrán desarrollar ensayos distintos.

Los módulos para el crecimiento de plantas contarán con un sistema de control medioambiental automatizado, incluyendo climatización, ventilación, sombreado, iluminación artificial y riego, un invernadero que contará con todos los medios técnicos para realizar las investigaciones de La Mayora. Y al que posiblemente se le añadirá un espacio acondicionado para realizar ensayos con plantas transgénicas, explica el subdirector de La Mayora.

Este despliegue tecnológico convertirá a este invernadero en el entorno adecuado para realizar estudios de todo tipo sobre cultivos. Por ejemplo, concreta Rodríguez Bejarano, se realizarán muchos ensayos sobre la interacción entre la planta y el patógeno, una de las líneas de especialización de este instituto. Se harán ensayos “para conocer cómo se comporta ese patógeno con la planta, y comprobar la efectividad de tratamientos o de nuevas variedades desarrolladas para resistir esos ataques”.

Ensayo con plantas subtropicales realizado en La Mayora.
Ensayo con plantas subtropicales realizado en La Mayora.

Control elevado de las condiciones de cultivo

Este invernadero se destinará a investigación básica, diseñado para “investigación y en situaciones en las que necesitemos tener un control elevado de las condiciones de cultivo de la planta que estamos estudiando”, afirma Eduardo Rodríguez Bejarano.

Y es precisamente en este aspecto en el que el futuro invernadero destacará sobre el resto. Se convertirá en un entorno altamente controlado, con multitud de sensores y elementos, que permitirán reproducir las condiciones ambientales deseadas, que permitirán realizar todo tipo de ensayos tanto en hortícolas como en frutas subtropicales, que aunque no se cultivan en invernadero sí que se podrán estudiar en esta instalación, en ensayos realizados con plantas muy jóvenes, que todavía no han llegado a desarrollarse como árbol.

Especialistas en subtropicales, tomate, melón y fresas

El Instituto de Horticultura Subtropical y Mediterránea realiza muchos trabajos sobre hortícolas, especialmente con tomate, melón y fresas, y los ensayos de invernadero se realizarán en esta futura instalación. Al mismo tiempo, La Mayora trabaja con especies subtropicales, para dar apoyo científico a un sector muy importante para la economía de las costas de Málaga y Granada.

Al mismo tiempo, firman muchas investigaciones con especies modelo, plantas como las de los géneros Arabidopsis y Nicotiana, muy utilizadas en biología vegetal, ya que los resultados obtenidos en ellas son fácilmente extrapolables a otras especies, además de contar con unas características fisiológicas que las hacen especialmente manejables para los investigadores.

Alumnos de la UMA visitan un invernadero de La Mayora.

La Mayora, en más de 40 proyectos nacionales e internacionales

En la actualidad, el centro participa en más de cuarenta proyectos de investigación nacionales e internacionales, en los que se buscan fórmulas para mejorar la resistencia de las frutas y hortalizas a diferentes tipos de plagas, tolerancia de los a la salinidad del agua, modelos de eficiencia para la agricultura, manejo y limpieza de suelos contaminados, estudios genéticos y metabólicos sobre maduración de frutos, así como innovaciones para la mejora de la sostenibilidad de cultivos subtropicales y hortícolas, entre otras muchas líneas de trabajo.

La Mayora es un centro de investigación básica, donde se produce conocimiento que queda aplicado en las explotaciones hortofrutícolas de su entorno. Mantiene “una relación muy intensa con el sector productivo”, lo que le lleva a trabajar mano a mano para buscar soluciones innovadoras a los problemas que se le plantean. “Es algo que se mima en el centro y que queremos seguir mimando”, asegura Eduardo Rodríguez Bejarano.

Eduardo Rodríguez Bejarano, subdirector de La Mayora.
Eduardo Rodríguez Bejarano, subdirector de La Mayora.

Colaboraciones con grupos de robótica y control automático

Aparte de con el sector productivo, los investigadores de La Mayora han establecido contactos con otros centros de la Universidad de Málaga, para el desarrollo de investigaciones conjuntas.

Últimamente es especialmente fructífera la relación con la Escuela de Ingenieros, donde hay grupos especializados en robótica y control automático, que trabajan conjuntamente con científicos de La Mayora para llevar esa tecnología de última generación a la producción de frutas y hortalizas.

El modelo de La Mayora ha reportado numerosos éxitos en desarrollo de soluciones innovadoras para la agricultura, algo que se potenciará todavía más cuando se cuente con el nuevo invernadero de última generación. Una instalación que está en el grupo de los ‘Ferrari’ de los invernaderos, para el desarrollo de variedades de frutas y hortalizas más resistentes, buenas y saludables.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.