La Junta y la CTA participan en un proyecto para digitalizar las...

La Junta y la CTA participan en un proyecto para digitalizar las cadenas de suministro de biomasa

La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía y Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA) participan, junto a otros seis socios, en el proyecto europeo ICT-BIOCHAIN, financiado por la iniciativa conjunta BioBased Industries (BBI), en el marco de Horizonte 2020 para impulsar la digitalización de las cadenas de suministro de biomasa. La reunión de lanzamiento del proyecto se ha celebrado ayer y hoy en Bruselas (Bélgica).

La biomasa es un recurso biológico renovable que puede utilizarse como fuente de compuestos químicos, bioquímicos y bioenergía que sustituyan a aquellos basados en el petróleo y sus derivados, favoreciendo así el desarrollo de la bioeconomía.

El proyecto ICT-BIOCHAIN cuenta con un presupuesto cercano a 1 millón de euros, con plazo de ejecución de dos años y un incentivo de casi 950.000 euros aportado por la iniciativa conjunta Bio-Based Industries Joint Undertaking (BBI JU) en el marco del programa europeo para la innovación e investigación Horizonte 2020 (H2020).

Liderado por la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía, el proyecto ICT-BIOCHAIN cuenta con 8 socios de 5 países europeos (España, Irlanda, Finlandia, Alemania y Reino Unido), entre los que se encuentran el prestigioso instituto alemán de investigación aplicada Fraunhofer y el también reconocido centro de investigación finlandés VTT.

En 2016, la UE seleccionó 6 “regiones modelo de demostración” para liderar el camino hacia la producción de químicos sostenibles, entre las que se encuentran Andalucía y sudeste de Irlanda. El proyecto ICT-BIOCHAIN utilizará Andalucía y el sudeste de Irlanda como regiones piloto para desarrollar Digital Innovation Hubs o centros de innovación digital que promuevan la aplicación de las TIC, la IoT (internet de las cosas) y la industria 4.0 a las cadenas de suministro de biomasa, de forma que ésta resulte más sostenible y a precios competitivos, lo que ayudará al despliegue de la bioeconomía en la Unión Europea.

El proyecto ICT-BIOCHAIN construirá redes con otras regiones clave para el desarrollo de la bioeconomía europea, proporcionando una hoja de ruta y capacitación que promueva la implantación de más centros digitales de innovación para el sector de base biotecnológica en Europa.

El término bioeconomía hace alusión a una economía derivada de la producción de recursos biológicos renovables y la conversión de estos recursos y los flujos de residuos en productos con valor añadido, como piensos, bioproductos o bioenergía. La bioeconomía se ha convertido en un concepto clave para un desarrollo sostenible y surge como respuesta a los diferentes retos a los que la sociedad actual debe hacer frente, como la garantía de suministro y reparto justo de los alimentos, la mitigación de los efectos del cambio climático y la reducción de la dependencia de combustibles fósiles.

Estrategia Andaluza de Bioeconomía

El proyecto ITC-Biochain entronca directamente con la apuesta del Gobierno andaluz por una cuestión que tiene su plasmación última en la Estrategia de Bioeconomía Circular 2030, que en la actualidad se encuentra en fase de información pública. Se trata de una herramienta que da respuesta a grades desafíos tales como la alimentación de una población creciente, garantizar el suministro y reparto justo de los alimentos o la mitigación de los efectos del cambio climático y la reducción de la dependencia de combustibles fósiles.

Con un marco temporal hasta 2030 y un presupuesto de 1.478 millones de euros, la Estrategia de Bioeconomía plantea un total de 39 actuaciones, entre las que destacan la puesta en marcha de un clúster de bioeconomía y la creación de una comisión interdepartamental para el impulso y seguimiento de medidas y acciones. A esto se unen la creación de un observatorio de bioeconomía, el desarrollo de una metodología para cuantificar y cualificar los recursos biomásicos, la creación de un distintivo para identificar los productos y procesos de la bioeconomía y la apertura de un sitio web específico.

Participantes en el proyecto

La BBI JU, entidad que financia el proyecto, es un partenariado público privado (Public-Private Partnership o PPP por sus siglas en inglés) que aglutina a la Comisión Europea y las principales industrias europeas relacionadas con la bioeconomía y que dispone de un presupuesto propio para movilizar proyectos, financiado en parte por capital privado y en parte por el programa marco H2020 de la UE. En este partenariado público-privado, la industria está representada a través del consorcio BIC (BioIndustries Consortium), del que CTA es miembro desde 2017.

En el proyecto ICT-BIOCHAIN, CTA desarrolla un papel de facilitador regional para la implementación del Digital Innovation Hub en colaboración con la Consejería de Agricultura, coordinara del proyecto, y promoverá su funcionamiento para que resulte fructífero.

Los socios del proyecto son:

  • Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía – España
  • Fundación Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA – España)
  • Irish Bioeconomy Foundation CLG – Irlanda
  • Institute of Technology Tralee – Irlanda
  • Teknologian Tutkimuskeskus VTT Oy – Finlandia
  • Fraunhofer Gesellschaft  – Alemania
  • Sustainable Innovations Europe SL – España
  • University of Strathclyde – Reino Unido

No hay comentarios

Dejar una respuesta