La Junta trabaja en un nuevo modelo de financiación para las universidades...

La Junta trabaja en un nuevo modelo de financiación para las universidades andaluzas

Diseñar un nuevo modelo de financiación de las universidades públicas andaluzas,  racionalizar el mapa de titulaciones y reformar la Ley Andaluza de Universidades: son los tres ejes prioritarios en las políticas universitarias de la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, según ha destacado hoy la directora general de Universidades de la Junta, María Inmaculada Ramos Tapia, durante el acto de apertura del curso académico en la Universidad de Almería, junto a su rector, Carmelo Rodríguez Torreblanca.

La directora general ha señalado la recuperación de la confianza en el modelo de financiación como “uno de los principales retos del sistema universitario andaluz” y ha avanzado que pronto habrá un borrador de dicho modelo de financiación y que éste tendrá una “doble finalidad: cubrir los costes básicos de funcionamiento y proporcionar incentivos para que la actividad universitaria responda a ciertos objetivos académicos y sociales”. 

Para ello, según ha explicado, se aumentarán los medios disponibles tras valorar las necesidades estructurales y el rendimiento, “sobre la base de la objetividad, la transparencia y la corresponsabilidad”. También ha señalado que la nueva propuesta “reflejará la apuesta clara de la Consejería de Economía por la investigación de excelencia” con incentivos a la los grupos de investigación que destaquen en sus campos de especialización, apoyando de manera adicional su labor.

María Inmaculada Ramos también ha destacado que el presupuesto de la Junta de 2019 para universidades “expresa el claro compromiso de este Gobierno por la educación superior de excelencia”, con 1.278,5 millones (30 más y un incremento de 2,4%), una partida que permite asignar inicialmente 40 millones (10 más que el año pasado) a la bonificación del 99% del importe de los créditos aprobados en primera matrícula. Asimismo, ha explicado que por primera vez, se ha autorizado el uso de 40 millones de remanentes para, de forma extraordinaria, atender el incremento de costes de personal derivado de la mejora de las condiciones laborales pactadas con los sindicatos.

Respecto al análisis y racionalización del mapa de titulaciones, Ramos Tapia ha indicado que la Consejería de Economía ya cuenta con un estudio descriptivo que identifica algunas ineficiencias y solapamientos en la oferta actual y que se va a trabajar con los rectores para una ordenación más racional, que irá acompañada de un plan de becas de movilidad que permita a los jóvenes estudiantes elegir, dentro del sistema andaluz, los estudios que quieran sin verse limitados por sus recursos económicos, “garantizando la igualdad de oportunidades y la equidad”.

Este nuevo mapa de titulaciones, según ha avanzado la directora general de Universidades, apostará “por un adecuado equilibrio entre ciencias, ingenierías, ciencias sociales y jurídicas y humanidades”, ya que “el currículum de los graduados del futuro requiere altas dosis de apertura de miras y de sensibilidad para enfrentarse a los retos de una sociedad global, lo que no puede alcanzarse sin los conocimientos y las competencias que otorgan la filosofía, la literatura, la historia y el arte”.

Asimismo, Ramos Tapia ha remarcado “la importancia de impulsar de forma decidida el desarrollo de la ciencia, la tecnología y la innovación para hacer de Andalucía una región capaz de afrontar sus próximos retos sociales, económicos y medioambientales y alcanzar un bienestar social sostenible en los próximos años”. En este sentido, ha anunciado algunas medidas de la Consejería de Economía para promover la investigación y la transferencia de tecnología y ha revelado que el gasto en fomento de la investigación este año ha sido de 370 millones de euros, un 5,3% más que en 2018.

La directora general de Universidad también ha querido señalar que el nuevo Gobierno andaluz está dedicando un importante esfuerzo a resolver las convocatorias que incluyen infraestructuras, proyectos de investigación, y recursos humanos, y que está acelerando los trámites para poner en marcha un programa para la contratación por parte del Sistema Andaluz de Conocimiento de más de 250 jóvenes doctores con trayectoria internacional, con una inversión de 32 millones de euros. A ésta convocatoria se sumará la de incentivos para proyectos de I+D+i destinados a universidades y entidades públicas de investigación, que ha aumentado su dotación presupuestaria de 35 a 45 millones de euros, lo que supone un incremento de casi el 30%.

María Inmaculada Ramos ha puesto de manifiesto “el firme propósito de la Junta de seguir contribuyendo a hacer de las universidades andaluzas uno de los mejores destinos del mundo para formarse y para investigar, para ejercitar la capacidad de pensamiento crítico, para aprender y para generar conocimiento generador de riqueza económica e intelectual. Asimismo, ha remarcado que Andalucía cuenta con “un potente sistema universitario” conformado por  250.00 estudiantes, 17.500 profesores, 2000 investigadores y cerca de 10.000 profesionales de administración y servicios, y situado en una buena posición en los ranking internacionales.

La directora general ha destacado “los niveles de excelencia alcanzados en la Universidad de Almería en todas las áreas de actividad, que le han valido posiciones destacadas en rankings internacionales en investigación, gracias a la intensa actividad de sus 125 grupos de investigación y de sus casi 850 profesores e investigadores”, así como su esfuerzo en internacionalización, con más de 400 estudiantes de la UAL participantes en el programa Erasmus que apoya económicamente la Junta o su oferta propia de movilidad a otros países extracomunitarios.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.