La empresa familiar tiene una longevidad mayor

La empresa familiar tiene una longevidad mayor

López Triviño durante la jornada de CEFUAL.
López Triviño durante la jornada de CEFUAL.
López Triviño durante la jornada de CEFUAL.

Antonio López Triviño, asesor y consultor de Empresa Familiar y coordinador de la Unidad de Empresa Familiar de Confederación de Empresarios de la Provincia de Cádiz, protagonizó el nuevo seminario gratuito que, para estudiantes y empresarios, organiza la Cátedra Santander de Empresa Familiar de la Universidad de Almería (CEF-UAL).

Bajo el título ‘Creación y funcionamiento de los Órganos de gobierno de la Empresa Familiar’’, la Sala de Grados del CITE III del campus de Universidad de Almería albergó esta nueva cita, que fue presentada por la profesora de la UAL y miembro de la Cátedra, Rosario Cañabate.

“Que la empresa familiar es algo que ‘rompe’ antes que una empresa de otro tipo es uno de los grandes mitos. La media de edad de una empresa no familiar se sitúa en 26,3 años, mientras que la de una empresa familiar es de 31,7 años”, apuntó en su intervención López Triviño. El experto consultor aseguraba que “lo verdaderamente preocupante es que solo 1 de cada 5 empresas familiares tienen la intención, no que lo tengan, de hacer un protocolo familiar, que es el acuerdo firmado entre los familiares para regular la organización y gestión de la compañía, así como las relaciones económicas y profesionales entre la familia, la propiedad y la empresa, con el objetivo de preservar su continuidad”, detalló.

El Protocolo Familiar “contempla todo, es una constitución. Hay que tener en cuenta qué empresa familiar queremos, si una empresa de trabajo familiar, una empresa familiar de gestión o una empresa familiar de inversión. Dependiendo de estos factores el protocolo familiar puede abarcar más o menos cosas”.

Antonio López-Triviño, oficial de la Notaría Castro-Cotorruelo de Cádiz, consultor de empresas familiares y profesor de las Cátedras de las universidades de Cádiz y Córdoba, fue el encargado de analizar la importancia de este documento en la continuidad y competitividad de una empresa familiar. “Algunos bancos a día de hoy consideran un valor el que las empresas familiares tengan realizado un protocolo familiar porque consideran que hay ganas de continuidad, lo consideran como un plus más a la hora de examinar las condiciones para darle alguna línea de crédito o financiación a la empresa familiar. El Protocolo Familiar es un valor para conseguir líneas de financiación a la empresa”, asevera.

Esta herramienta se presenta como de gran valor tanto en situaciones de bonanza como en épocas de crisis, “para sobrevivir es necesario tener también una guía de la familia, no se trata solo de que el producto o servicio lo podamos vender, que es lo más importante, pero establecer líneas para poder regular la actividad o traspasar a la siguiente generación es vital”.

Próximo seminario

La próxima cita organizada por CEFUAL será el martes, 19 de abril, con Núñez Cacho, que abordará ‘La gestión de las personas en la empresa familiar: coaching y mentoring’. Será nuevamente en la Sala de Grados del CITE III de la Universidad de Almería a las 16.30 horas con asistencia totalmente gratuita.

No hay comentarios

Dejar una respuesta