La Consejería de Medio Ambiente estudia el uso drones para controlar los...

La Consejería de Medio Ambiente estudia el uso drones para controlar los espacios naturales de la Región

Se ha celebrado una jornada de trabajo con la participación de las áreas implicadas en el control de los espacios naturales de la Región.

La Dirección General de Medio Natural de la Consejería de Turismo, Cultura y Medio Ambiente de Murcia está preparando un proyecto para la utilización de nuevas tecnologías e inteligencia artificial en tareas de gestión del medio natural. Entre otros medios, se estudia la incorporación de drones en distintos escenarios de trabajo vinculados a la gestión y seguimiento de la biodiversidad y los espacios naturales de la Región, en especial para la mejorar la protección del patrimonio forestal.

El consejero Javier Celdrán asistió hoy a una jornada de trabajo en la que se ha realizado una demostración del uso de drones o RPAS (Remotely Piloted Aircraft System), cuyas principales aplicaciones están vinculadas al estudio del territorio para obtener imágenes aéreas o modelos digitales de elevación.

Sin embargo, según recordó Celdrán, “el actual desarrollo tecnológico de estas aeronaves permite su implicación en otras actuaciones de influencia directa en la conservación de la biodiversidad y su custodia, lo que nos permitirá trabajar desde el Gobierno regional, de forma pionera, en el mantenimiento de la riqueza natural de nuestros municipios, mejorando la prevención y obteniendo material que garantizará actuaciones más rápidas y eficaces cuando se detecte algún problema”.

Estas posibilidades están vinculadas a los Sistemas de Información Geográfica (SIG) y, tal y como avanzó el consejero, “serán especialmente útiles en la prevención de incendios forestales”. Los drones, explicó, “complementarán toda la información de las diferentes bases de datos y el conocimiento sobre el terreno de los agentes medioambientales, ya que pueden llegar a zonas de difícil acceso y en mucho menos tiempo, identificando importantes parámetros como la cantidad de vegetación seca, las zonas de monte con alteraciones naturales y otros aspectos que pueden entrañar riesgos y que permitirán, en definitiva, elaborar modelos y planificar mejor los trabajos preventivos selvícolas”.

En la evaluación previa que se está llevando a cabo por parte de la Consejería para determinar el correcto uso de los drones participan todas las unidades vinculadas en la planificación y gestión del medio natural de la Administración regional, con especial incidencia en la gestión de la fauna silvestre y cinegética, la flora silvestre, la planificación, ordenación y gestión forestal, así como la defensa del medio contra las plagas, los incendios forestales y su vigilancia y custodia.

“Debemos hacer uso de la tecnología de una manera responsable y eficaz, sacando el máximo partido, y por ello vamos a contar con numerosos técnicos y agentes medioambientales para la elaboración de un completo proyecto sobre el uso y la identificación de todos los trabajos que se puedan desarrollar a través de drones; ellos mejor que nadie conocen sus necesidades y saben cómo mejorar en la eficacia de su trabajo y en la eficiencia de la inversión”, aseguró el titular de Medio Ambiente.

Los trabajos se inician por tanto con la identificación inicial de todos los factores y recursos internos y externos disponibles en el mercado que puedan mejorar las áreas de trabajo mencionadas, y con el análisis de oportunidades de uso con el que se espera una reducción del esfuerzo en las tareas de campo con la consiguiente economía de recursos.

El trabajo está financiado dentro del Programa Operativo FEDER 2014-2020 de la Región, que dentro de sus prioridades ambientales contempla la adopción de medidas que contribuyan a la conservación y uso sostenible de la biodiversidad biológica como vía para conseguir un equilibrio entre el desarrollo y el mantenimiento de los recursos naturales.

Javier Celdrán explicó que el uso de nueva tecnología e inteligencia artificial, como es el caso de los drones, se incluye en el Plan de Acción Forestal de la Región, “un gran proyecto puesto en marcha por el Gobierno regional para preservar y poner en valor los más de 200 millones de árboles de la Región, convirtiendo la superficie forestal (el 45 por ciento del total del territorio) en fuente de bienestar, empleo y riqueza, transformando los retos del cambio climático en nuevas oportunidades de desarrollo, y para el que se invertirán más de 80 millones de euros hasta 2021”.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.