La bóveda celeste como recurso científico, cultural, medioambiental y turístico

La bóveda celeste como recurso científico, cultural, medioambiental y turístico

Un hombre observa las estrellas.
Un hombre observa las estrellas.
Un hombre observa las estrellas.

El cielo oscuro no solo constituye un importante patrimonio científico y cultural, sino también un eje en torno al que desarrollar actividades de turismo sostenible y cuya carencia, derivada de la contaminación lumínica, afecta a nuestra salud y a la de los ecosistemas.

El Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC) coorganiza, con la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, un curso que busca establecer un cuerpo de conocimientos para la preservación del cielo oscuro, que contará con expertos de diferentes áreas y se celebrará en el Cuarto Real de Santo Domingo del 18 al 22 de septiembre. 

Gestión y conservación

El principal objetivo del curso reside en actualizar los conocimientos relacionados con la conservación del cielo oscuro. Se realizará un análisis profundo desde diversas perspectivas: las bases legislativas, la intervención de las administraciones públicas y proyectos e iniciativas en materia de gestión y conservación. Se abordará el análisis del cielo como recurso científico, económico, turístico, patrimonial, y se identificará el impacto de la contaminación lumínica tanto en la naturaleza como en la salud, así como la vanguardia en la tecnología aplicada a la conservación de la calidad del cielo.  

La propuesta formativa va más allá de la mera transmisión de conocimientos, por lo que las sesiones de trabajo serán interactivas, e incluirán además sesiones prácticas. Destaca el “Tour guiado del cielo nocturno”, en el que se hará una observación astronómica real, guiada por profesionales, en un entorno donde el cielo alcanza elevados niveles de calidad (en el municipio granadino de Píñar). 

La comunicación de experiencias reales y proyectos en materia de gestión y conservación del cielo oscuro dará una visión del panorama actual en lo que respecta a iniciativas vinculadas a la protección de la calidad del cielo.

Abierta la matriculación

El curso, que ya tiene la matrícula abierta, está dirigido a estudiantes en los últimos años de carrera y profesionales (físicos, químicos, biólogos, geólogos, ambientólogos, médicos), ingenieros y técnicos, personal técnico de las administraciones públicas, actores sociales y políticos y emprendedores del sector turístico.

Será al mismo tiempo un espacio de encuentro, donde los diferentes agentes implicados en la protección del cielo expongan sus conocimientos, de manera que el alumnado adquiera una visión global y completa de este recurso.

No hay comentarios

Dejar una respuesta