La Academia de Medicina de Murcia premia un estudio sobre el cáncer...

La Academia de Medicina de Murcia premia un estudio sobre el cáncer de mama de la UMU

La Real Academia de Medicina y Cirugía de la Región de Murcia ha premiado al biólogo y doctor en Medicina por la Universidad de Murcia, Ginés Luengo Gil. El precio forma parte de la categoría de trabajos médicos generales, con el estudio ‘Papel de miR-18a en cáncer de mama’, cuyo contenido era inédito. El biólogo constató que este microRNA desempeña un papel importante en la proliferación tumoral, asociándose su expresión con un estado proproliferativo y con características tumorales más agresivas.

Los resultados obtenidos en una serie clínica de neoadyuvancia (preoperatoria) señalan que si miR-18a está alto en los tumores de las pacientes, éstas tienen peor supervivencia global y libre de enfermedad (tiempo que está la paciente desde que la tratas hasta que aparece de nuevo la enfermedad). “Esto se observó especialmente en el tumor que resiste tras el tratamiento”, explica el experto. Por otro lado, se asocia directamente con marcadores clásicos de proliferación como la proteína ki-67 o MYBL2. Es decir, estos tumores son más agresivos y crecen más rápido de lo normal.

Por otro lado, se verificó en el análisis in silico, mediante programas bioinformáticos, así como in vitro con cultivos celulares, que este microRNA regula ciertas dianas clásicas en el tratamiento del cáncer de mama como el receptor de estrógenos. Se trata de una proteína que está dentro de las células y que conocer su estado ayuda a los médicos a decidir cómo tratar la enfermedad. El científico explica que “regula el receptor de estrógenos negativamente, cuando aumenta miR-18a, éste disminuye”. Por otro lado, los genes se transcriben en RNA mensajeros, lo que denominamos transcripción, y los RNA mensajeros a su vez se traducen en proteínas. En este sentido, se demostró que bloquea exclusivamente la traducción de la proteína y no su transcripción.

Los microRNAs son pequeños RNAs no codificantes, que regulan la expresión de genes codificantes. Estos últimos son genes que producen RNA mensajeros que dan lugar a la expresión de proteínas que las células necesitan para realizar muchas de sus funciones. En este sentido, los microRNAs desempeñan un papel importante en la regulación del proceso, actuando como silenciadores de su expresión.

El estudio clínico se realizó con 121 pacientes con cáncer de mama localmente avanzado y que fueron tratadas con quimioterapia neoadyuvante o preoperatoria. En primer lugar se tomaron biopsias del tumor para determinar sus características anatomopatológicas, luego se trataron a las pacientes con quimioterapia preoperatoria y por último se extirpó el tumor.

“De esas muestras extrajimos el RNA del antes y del después del tratamiento e hicimos RT-qPCR, una metodología que permite analizar el nivel de expresión de genes concretos. Así, cuantificamos miR-18a y estudiamos en el conjunto de la serie cómo se relacionaba con las características anatomopatológicas del tumor, con la respuesta a tratamiento y pronóstico, así como con sus dianas moleculares” subraya el investigador.

Este trabajo forma parte de la tesis doctoral del doctor Ginés Luengo Gil, dirigida por el doctor Francisco Ayala de la Peña, jefe de Sección de Oncología Médica del Hospital General Universitario Morales Meseguer y profesor de la UMU, y el doctor Vicente Vicente García, jefe de Servicio de Hematología y Oncología Médica del Hospital Universitario Morales Meseguer y catedrático de Medicina Interna de la Universidad de Murcia.

En él participaron investigadores del Hospital Universitario Morales Meseguer, el Centro Regional de Hemodonación, el IMIB, el Hospital General Universitario Santa Lucía y la Universidad de Murcia. Los investigadores esperan poder publicar los resultados próximamente en revistas de reconocido prestigio en el campo de la oncología.

No hay comentarios

Dejar una respuesta