Koppert y la UMA seguirán colaborando en el desarrollo de biofertilizantes y...

Koppert y la UMA seguirán colaborando en el desarrollo de biofertilizantes y biofungicidas

La Universidad de Málaga y la multinacional holandesa Koppert Biological Systems han renovado por otros cinco años el acuerdo de colaboración suscrito inicialmente en mayo de 2013, que incluye la financiación de un proyecto de investigación, así como una licencia de explotación de microorganismos, para desarrollar biofertilizantes y biofungicidas, empleando para ello cepas de Bacillus aisladas y estudiadas en la UMA. 

La renovación de este acuerdo supone la continuación de las actividades del equipo de la UMA responsable del proyecto de investigación sobre control biológico de enfermedades de plantas, una línea de trabajo iniciada hace más de 15 años y desarrollada con financiación del Plan Nacional de I+D+i.

Con este nuevo contrato, los investigadores transfieren parte de los resultados de sus investigaciones a Koppert B.V., líder mundial del mercado de productos para el control biológico de plagas, con filiales en 23 países. La Oficina de Transferencia de Resultados de la Investigación de la UMA (OTRI) ha participado en la gestión del mismo.

El equipo de investigación que continuará con el proyecto procede de la Facultad de Ciencias y está liderado por el catedrático Alejandro Pérez y el profesor Diego Romero. Los catedráticos Antonio de Vicente y Francisco Cazorla y la investigadora Dolores Fernández, del programa Ramón y Cajal, lo completan. Este grupo está integrado en el Instituto de Hortofruticultura Subtropical y Mediterránea ‘La Mayora’, un centro mixto de la Universidad de Málaga y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Este acuerdo empezó a fraguarse en la primavera de 2010 con la firma de un convenio de transferencia de material entre Koppert B.V. y la UMA, mediante el cual la universidad cedía una serie de cepas microbianas descubiertas y estudiadas en la UMA a la compañía holandesa, para estudiar sus posibilidades de explotación comercial como agentes para el control biológico de enfermedades vegetales.

Aunque incluye la realización de un proyecto de investigación sobre aspectos básicos de la fisiología de Bacillus, el objetivo principal del convenio es el de facilitar la formulación y el registro de productos fertilizantes y fungicidas basados en las cepas de Bacillus de la UMA. Para ello, recibirán otros 600.000 euros de financiación, la misma cuantía que ya obtuvieron con la firma del primer convenio.

Asimismo, el acuerdo incluye el ingreso de un porcentaje de los beneficios obtenidos por Koppert B.V. por la venta de productos biofertilizantes y biofungicidas formulados con las cepas de la UMA durante los 10 primeros años de su explotación comercial en concepto de royalties y en compensación por la licencia de explotación de dichas cepas.

No hay comentarios

Dejar una respuesta