Investigadores de la UA y la UMH crean una aplicación de evaluación...

Investigadores de la UA y la UMH crean una aplicación de evaluación de la salud de personas con TEA

el doctor Agustín Ernesto Martínez González del Departamento de Psicología Evolutiva y Didáctica de la UA COREAT (Conducta Repetitiva Autismo Test)

el doctor Agustín Ernesto Martínez González del Departamento de Psicología Evolutiva y Didáctica de la UA COREAT (Conducta Repetitiva Autismo Test)

Esta semana se ha presentado la aplicación COREAT (Conducta Repetitiva Autismo Test), la primera aplicación seria de evaluación para la salud a nivel internacional de descarga gratuita y basada en la evidencia, que permite informar sobre nivel de severidad de la conducta repetitiva tanto en personas con TEA como en personas con discapacidad intelectual siguiendo criterios DSM-5. La nueva herramienta es fruto de la colaboración entre el doctor Agustín Ernesto Martínez González del Departamento de Psicología Evolutiva y Didáctica de la UA y del profesor José Antonio Piqueras del área de Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológico de la UMH y ha sido desarrollada por la empresa CubeCut.

COREAT es la adaptación española del Repetitive Behavior Scale – Revised (RBS-R), un instrumento que ha mostrado excelentes propiedades psicométricas en estudios internacionales y en población española para el diagnóstico diferencial del Trastorno del Espacio Autista (TEA). COREAT permite el nivel de severidad de los síntomas: estereotipados, autolesivos, compulsivos, de similitud, ritualísticos y restrictivos. La información proporcionada tras realizar la prueba será de gran utilidad tanto para el profesional, como para los familiares que pueden visualizar la gravedad de los síntomas en unas gráficas sencillas.

El trastorno del espectro autista (TEA) es un trastorno del neurodesarrollo caracterizado por dos síntomas principales: las deficiencias en la interacción social y los patrones repetitivos de comportamiento. Uno de los síntomas más característicos del TEA es la conducta repetitiva. Esta conducta puede llegar a condicionar la vida de la persona tanto a nivel educativo como en las relaciones sociales, etc. En estos últimos años, el doctor Agustín Ernesto Martínez González, del Departamento de Psicología Evolutiva y Didáctica de la Universidad de Alicante, ha investigado dichos síntomas tanto en niños como adultos con TEA y discapacidad intelectual.

En palabras del doctor Martínez-González “en el estudio de la conducta repetitiva la evidencia científica ha señalado que la conducta repetitiva es una variable que está asociada con la ansiedad, la disfunción ejecutiva, el procesamiento sensorial, la agresividad, la irritabilidad, y los problemas de conducta en las personas con TEA.  Así, los familiares y los profesionales se plantean si estas conductas repetitivas tienen la función de mitigar los niveles de malestar o angustia de la persona con TEA o pueden ser una forma de autoestimulación. Un malestar puede estar relacionado con problemas gastro-intestinales o con un dolor que un niño con TEA y discapacidad intelectual no puede llegar a manifestar debido a sus limitaciones en el lenguaje y la comunicación. Por lo tanto, se hace necesario disponer en el sistema educativo y en el ámbito clínico de una herramienta que mida la severidad de las conductas repetitivas”.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.