Investigación, el motor de la Universidad de Almería

Investigación, el motor de la Universidad de Almería

Presentación del proyecto SABANA.

La investigación es uno de los elementos que mejor definen a una universidad. Los campus se convierten en la punta de lanza de la innovación en este país, con unos investigadores comprometidos en su tarea de generar y transferir conocimiento. Es un engranaje complicado, que en la Universidad de Almería (UAL) engrasa el Vicerrectorado de Investigación, Desarrollo e Innovación.

VICERRECTORADO DE INVESTIGACIÓN, DESARROLLO E INNOVACIÓN
Funciones: Gestión de la investigación, transferencia de los resultados, equipamiento científico, centros de investigación y biblioteca universitaria.
Responsable: Antonio Miguel Posadas.
Órganos dependientes: Oficina de Transferencia de los Resultados de Investigación, Plan Propio de Investigación, campus de excelencia.
Dirección: Edificio de Gobierno y Paraninfo. Ctra. Sacramento, s/n La Cañada (Almería) 950 015037 vidiual@ual.es
ual.es/investigacion 

Al frente de este Área está Antonio Posadas, un catedrático de Física que tiene muy clara la importancia de esta parcela no solamente para la propia Universidad, sino para todo el entorno, que se beneficia de los avances cocinados en los diferentes laboratorios de la Universidad de Almería. Y para mostrar la importancia de la parcela que dirige, Antonio Posadas recurre al estudio del impacto de la UAL en la sociedad almeriense, donde se pone de manifiesto que por cada euro invertido en la Universidad, se generan ocho para la provincia.

Aligerar la carga burocrática a los investigadores de la UAL

Desde que llegó al Vicerrectorado de Investigación, Antonio Posadas se marcó como objetivo aligerar la carga burocrática que soportan los investigadores, para liberarlos en la medida de lo posible de esta tarea y que puedan dedicarse a lo que realmente saben hacer: ciencia.

Para ello, se han reducido trámites de programas propios y se ha contratado a 124 técnicos, que se ponen al servicio de los grupos de investigación, para ayudarles en su tarea y contribuir a una investigación de mayor calidad.

Transferencia del conocimiento, una meta de la UAL

El Vicerrectorado de Investigación es el encargado de la gestión de todo lo que rodea a la producción y transferencia de ciencia. Desde la contratación de nuevos equipos, la incorporación de investigadores o la propia difusión de los resultados, así como una cierta labor ‘comercial’ entre las empresas, para hacerles ver la calidad de los servicios de I+D que ofrecen los grupos de investigación de la UAL.

En su labor, el Área da un paso atrás y cede todo el protagonismo a los investigadores, afirma Antonio Posadas, que son los auténticos artífices de que el campus avance en los diferentes rankings que miden los resultados universitarios, y que muestran que, a pesar de su tamaño, la Universidad de Almería se encuentra en los puestos de mitad de la tabla hacia arriba.

Sin embargo, todavía queda pendiente un paso todavía más decidido por parte del Vicerrectorado de Investigación, Desarrollo e Innovación y está relacionado con la Oficina de Transferencia de los Resultados de Investigación (OTRI).

Y es que la “transferencia va a ser la protagonista en los dos próximos años”. La UAL necesita acercarse todavía más a las empresas y la sociedad almerienses para hacerles ver todo su potencial científico y contribuir con la innovación en la provincia. Para ello hay preparado un plan que, en palabras de Posadas, debería haberse aprobado ya. Se ha bautizado como Transfiere y en él se establecen una serie de medidas para que la investigación llegue a los sectores productivos.

Cantidad similar a las matrículas universitarias

La investigación reporta a la Universidad de Almería una cantidad similar a las matrículas que pagan los estudiantes, y que este año pasará a asumir la Junta de Andalucía. Representa el 15 por ciento del presupuesto de todo el campus y esa cifra se verá incrementada a partir de este año, gracias a la apertura presupuestaria por parte de la Junta de Andalucía, que facilitará la incorporación de más investigadores y la convocatoria de los proyectos de Excelencia, paralizada desde 2012 por culpa de la crisis económica.

En el curso pasado se iniciaron 40 proyectos de investigación concedidos en convocatorias competitivas, con un montante total de 3,72 millones euros. Del mismo modo, la Universidad de Almería participó en 25 proyectos europeos, financiados con 6 millones. Y también arrancó el proyecto SABANA, coordinado desde Almería, financiado por el Horizonte 2020 y que tiene un presupuesto de 10,6 millones.

Antonio Posadas, vicerrector de Investigación de la UAL.Cerca de 70 contratos y 600 prestaciones de servicios a empresas

El curso pasado, la UAL firmó 69 contratos con empresas y 580 prestaciones de servicios, con un importe total de 1,67 millones. Es cierto que el número es menor que los firmados el curso anterior, dice Antonio Posadas, sin embargo se trata de contratos de mayor calidad, que evidencian un “aumento de la confianza” de las empresas almerienses en los servicios científicos de la Universidad de Almería.

En cuanto a contratación de personal investigador, el curso pasado se incorporaron 228 personas, con contratos de modalidades diferentes y está redactado el Plan Propio de Investigación de 2017, para atraer talento, fomentar la movilidad, la investigación y la transferencia.

Además, el Vicerrectorado de Investigación, a través del Campus de Excelencia del Mar (ceiMAR) se va a encargar de la puesta en marcha del Aula Marina, un espacio para la interpretación del medioambiente marino y la relación de Almería con el mar que, si fructifican las conversaciones con la Consejería de Medio Ambiente, se instalaría en la infraestructura del Faro de Cabo de Gata. Será un espacio dirigido a centros escolares, y contará con una programación de charlas y conferencias con las que acercar la importancia de la actividad marina para Almería.

No hay comentarios

Dejar una respuesta