Fancine se mueve a ritmo de jazz

Fancine se mueve a ritmo de jazz

Concierto de jazz que ha animado Fancine.
Concierto de jazz que ha animado Fancine.

El Festival de Cine Fantástico de la Universidad de Málaga afronta la recta final de su 27ª edición con la celebración del tradicional Concierto de música de Cine a cargo de la Orquesta Sinfónica Provincial (OSP) de Málaga. Este año, la función ha tenido un especial aire de música de jazz ya que el concierto, en el que ha intervenido junto a la OSP, el Sexteto de Javier Navas, ha girado en torno a una música tan cinematográfica como el jazz.

Además, la actuación ha servido para sembrar complicidades entre Fancine y el Festival de Jazz de Málaga, eventos que han compartido parte de las fechas de celebración. De hecho, el concierto, bautizado como Fancinemajazz, ha servido simultáneamente como clausura del Festival de Jazz y como una especie de paso del ecuador para el Festival de Cine Fantástico.

Las películas ganan protagonismo en Fancine

La jornada del lunes en Fancine supone la confirmación de un cambio de tendencia que se se inició la jornada del domingo. Finalizadas las actividades lúdicas y festivas en calle Alcazabilla, el Festival se centra más en las salas cinematográficas: Las películas adquieren mayor protagonismo, si cabe. El lunes se han estrenado los dos últimos largometrajes a concurso, con una asistencia de público notable en la Sala 1. La noruega Thelma, de Joachim Trier y la china Free and Easy, de Geng Jun han sido las últimas candidatas a Premio Universidad de Málaga en presentarse ante el público y el jurado.

Hoy habrá cambio de registro en la Sala 1 y del concurso de largometrajes se pasa a los dos concursos de cortos que se organizan en torno a Fancine. A las 17 hora scomenzará el pase de los 10 finalistas en la modalidad de cortos de imagen real y las 19:05 se proyectarán las películas candidatas al premio de animación. En el primero compiten 5 producciones españolas -El andar del borracho, Downunder, Basura y Timelapse y Ringo-, dos británicas -Cautionary Tales y A father’s day- y una procedente de China -Exchange-, Norueha -The Tunnel- y Australia -meat and Potatoes- . En el concurso de animación se presentan tres películas francesas -Fierce, Overrun y La nuit je danse avec la mort-, dos estadounidenses -Wishing box y Black holes- y una de España -Cavalls Morts-, Serbia, -Twice Upon a Time- Australia -iRony-, Irán -The Servant- y Croacia -Game Girl-.

En la sede del Rectorado, el lunes se cerró el ciclo Asia sobre ruedas con la proyección de Motorway, producción de Hng Kong dirigida por Cheang Pou-Soi en 2012 y mañana a las 18 horas se celebrará el acto de entrega de premios de la 9ª edición del concurso Fancine de Cómics e Ilustraciones que se organiza asociado al Proyecto Pedagógico dirigido a alumnos de secundaria y bachillerato.

Un concierto inolvidable

La oferta del concierto de la Orquesta sinfónica de esta edición era arriesgada. Una selección de una decena de temas escogidos entre la larga lista de canciones que han sido galardonas con el Oscar desde los años 30 del siglo pasado, arregaldas y adaptadas para ser interpretadas por una orquesta sinfónica y un grupo de jazz, pero sin cantante. Algunos de los temas seleccionados fueron compuestos como temas de jazz, pero otros tenían en su origen poco que ver con el jazz y con las orquestas sinfónicas.

Como explicó Javier Navas, la primera dificultad estaba en realizar las adaptaciones y arreglos para una agrupación tan poco convencional como la que se subió al escenario del Cervantes. El trabajo lo ha realizado José Carrá y lo ha hecho de manera brillante. Y no menos brillante ha sido la interpretación de sus partituras por parte de los músicos de la Sinfónica, dirigidos por su titular Salvador Vázquez y por parte de los seis integrantes del grupo de jazz: Enrique Oliver saxo, Julián Sánchez, trompeta; Marco Mezquida, piano; Toño Miguel, contrabajo; Ramón Prats, bateria y el mismo, Javier Navas, vibráfono.

Entre Carrá y los músicos lograron que se obrara el pequeño milagro de que buena parte del público se olvidara de que todos los temas fueron compuestos para ser cantados. La riqueza de matices y texturas sonoras que se lograron de la combinación de los instrumentos sinfónicos con los de jazz consiguió que temas tan pop como I Just Called to Say I Love You, escrito por Stevie Wonder para La mujer de rojo parecieran un standar de jazz. Algo parecido ocurrió con la primera -y de momento única- canción cantada en castellano que ha logrado el Oscar, Al otro lado del rió, de Jorge Drexler.

Que decir de los temas que ya en la versión original tenían cadencias jazzisticas, como The way you look toonight de la película Swing Time cantada por Fred Astaire y que fue una de las primeras ganadoras del Oscar en 1936 o de otros temas que, aunque originalmente, no eran jazz han sido incluidas en los repertorios de todo tipo de agrupaciones jazzistas como las míticas Moon River, de desayuno con diamantes (1961), y Over The Rainbow , de El mago de Oz (1939), para cerrar, antes del bis final, con la última ganadora City of Stars de La la land que además llevaba de propina un popurrí de otros temas de la película que arrasó en los últimos oscars.

Gran éxito de un concierto arriesgado que llevó a Javier Navas a amenazar al público “con más, mucho más jazz” y, es posible, que más, mucho más cine de película. Es una combinación casi perfecta.

No hay comentarios

Dejar una respuesta