El cobre ya no será obligatorio como conductor en las instalaciones fotovoltaicas...

El cobre ya no será obligatorio como conductor en las instalaciones fotovoltaicas de Andalucía

La Asociación de Energías Renovables de Andalucía (CLANER) ha recibido con gran satisfacción la resolución de la Dirección General de Industria, Energía y Minas de la Junta de Andalucía que modifica determinadas instrucciones técnicas de las instalaciones fotovoltaicas andaluzas para hacerlas más competitivas tecnológicamente. Concretamente, la Administración andaluza ha derogado la obligatoriedad del uso de conductores de cobre en las instalaciones fotovoltaicas implantadas en Andalucía al existir actualmente otros materiales, como el aluminio, que proporcionan a los montajes de energía solar mayor competitividad y seguridad, con menor peso de la instalación y mejora en la fiabilidad.

El presidente de CLANER, Alfonso Vargas, ha felicitado a la Dirección General de Industria por la decisión adoptada “por lo que supone de impulso a la modernización de las plantas fotovoltaicas andaluzas y por contribuir notablemente a continuar con el desarrollo energético limpio en la región, con gran repercusión en las empresas y empleos asociados a la energía solar”.

Igualmente, Alfonso Vargas ha agradecido “la sensibilidad mostrada por Industria del Gobierno andaluz al atender las demandas que desde nuestra organización empresarial veníamos reclamando para la resolución de este problema que, sin duda, permitirá a Andalucía mejorar el aprovechamiento de unas de sus mayores riquezas energéticas naturales con que cuenta como es el sol”.

Por otra parte, CLANER considera que las medidas aprobadas por la Dirección General de Industria “contribuirán sin duda al buen desarrollo de los 29 nuevos  proyectos que, tras la última subasta nacional, las empresas de renovables construirán en Andalucía ya que, en su mayoría, son instalaciones fotovoltaicas”.

La Asociación de Energías Renovables de Andalucía (CLANER) se constituye en febrero de 2012 como agrupación de empresas, organismos oficiales, centros tecnológicos y de investigación, universidades y fundaciones públicas, entre otros agentes.

Destacan, entre sus fines, la representación y defensa del sector andaluz de las energías renovables y la eficiencia energética, así como el impulso y fomento de la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación de productos, procesos y servicios asociados a dicho campo mediante la colaboración y cooperación entre los miembros del clúster de manera que fortalezcan  la competitividad de las empresas andaluzas del sector energético limpio.

Entre los miembros del clúster, que actualmente cuenta con cerca de un centenar de entidades adheridas y representa a más del 90 por ciento del sector renovable andaluz, se encuentra Andalucía Tech, el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT), dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad, la Universidad de Jaén, la Universidad Pablo Olavide, de Sevilla, la Fundación Descubre, agencias municipales y provinciales de la energía, además de las principales empresas de renovables de España y la compañía eléctrica Endesa Distribución.

No hay comentarios

Dejar una respuesta