Humanidades

Buero Vallejo, portavoz de su tiempo

Compartir

jornadas-buero-vallejo-ujaEl catedrático de Literatura Española de la Universidad de Santiago de Compostela, Luis Iglesias Feijoo, rechazó en la Universidad de Jaén (UJA), el “carácter anticuado” que algunos críticos le atribuían al dramaturgo español Antonio Buero Vallejo, y le erige como “portavoz de su tiempo”.

Luis Iglesias habló del autor español, dentro de las Jornadas “Buero Vallejo hoy”, que fueron inauguradas por la Vicerrectora de Proyección de la Cultura, Deportes y Responsabilidad Social de la UJA, María Dolores Rincón González, acompañado por el profesor Literatura Española de la UJA Rafael Alarcón Sierra.

El catedrático de Literatura Española explicó que Buero Vallejo se acercó, en principio, a la versión más evolucionada del Teatro Realista Europeo, “la que tiene en Henrik Ibsen, en la segunda mitad del siglo XIX, su representante eximio”. A su juicio, la propuesta de un Realismo Simbólico, de claro alcance social y combativo, “que el autor noruego había formulado con notable escándalo en la Europa burguesa de su tiempo”, fue la que más atrajo al dramaturgo español, “algo nada extraño, por otra parte, cuando por un camino paralelo, un autor estrictamente coetáneo, pero en otro contexto, Arthur Miller, en Norteamérica, estaba haciendo exactamente lo mismo en una sociedad muy diferente”.

Según Iglesias Feijoo, esto prueba que el supuesto carácter anticuado que algunos críticos, “no muy sagaces o no muy bien intencionados”, atribuyeron al autor español desde el principio, no era si no, “el deseo de entroncar con una tradición valiosa, tanto por parte de Buero, como por parte de Miller, y que renovada en el presente podría dar respuesta a las preocupaciones humanas y estéticas de la actualidad”.

En este sentido, el experto se preguntó la razón de por qué, “la casi siempre áspera y poco generosa cultura española hizo surgir esa observación descalificadora de su teatro que, desde luego, no se extendió al autor norteamericano y encontró, eso sí, una acogida mucho abierta en su sociedad”. Esa tradición inmediata les sirvió a Feijoo para explicar el otro factor que “ilumina el carácter de portavoz de su tiempo”, la de haber sabido conectar con las exigencias del hombre de hoy. “Buero Vallejo asumió la experiencia que supone haber sufrido en carne propia tragedias que fueron muchos más que personales y que superaban, incluso, los límites españoles, para convertirse en cifra simbólica (…) azotado por un cúmulo de problemas que le trasciende, pero que es el último responsable. De ahí que encontrara en el terreno de lo trágico, ancho campo en el que formular sus experiencias creativas”.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.