Almería necesita líderes

    Compartir

    Almería es una gran región que ha sabido superar de forma encomiable su aislamiento geográfico3-1.jpg y convertirse en líder en diversos sectores de actividad, tanto a nivel nacional como internacional.
    El éxito de esta tierra no se debe ni a una coyuntura económica boyante, ni a una abundancia de recursos naturales, ni a la fortuna, otras veces denominada "suerte". El secreto de este éxito subyace en la personalidad de su gente, personas con una gran iniciativa y un magnífico espíritu emprendedor que han tenido la determinación y el coraje de superarse a sí mismos frente a las eventuales adversidades. Sin embargo, los mercados están cambiando a velocidades vertiginosas, y con ellos las oportunidades y factores de competitividad de las regiones. Almería necesita seguir evolucionando y seguir desarrollándose a un gran ritmo para mantener y aumentar su nivel de desarrollo. En este sentido, la prosperidad y el futuro de Almería dependerán fundamentalmente de la formación de sus jóvenes, de su capacidad para liderar sus empresas e instituciones, crear nuevas empresas, generar riqueza, y en definitiva, de asumir el liderazgo de su futuro.
    Nos encontramos en una sociedad cada vez más global, donde prácticamente no existen fronteras y la competencia es el mundo entero. En este marco las empresas deben afrontar esta nueva situación competitiva con el talento mejor preparado, porque la globalización también afecta a las personas y, desafortunadamente, en España suspendemos con mala nota. Según el Informe PISA 2006 España se sitúa en el puesto 31 de entre los 57 países que participan en dicho informe.
    La universidad a pesar de ser el paraninfo universal del conocimiento, se ha convertido para los jóvenes en un camino más que recorrer, en un requisito más que superar para alcanzar el mundo profesional y así poder obtener la tan anhelada independencia económica y el deseado éxito. Son pocos los que afrontan esta etapa universitaria con ilusión, ambición y conscientes de la oportunidad que tienen por delante.
    Los jóvenes universitarios concluyen su periplo estudiantil añorando los buenos momentos vividos, habiendo adquirido buenos conocimientos y habilidades técnicas3-2.jpg pero con una inconsciente carencia de las aptitudes y habilidades necesarias para afrontar con garantías el difícil camino hacia la carrera profesional.
    El mundo de la empresa es cada vez más exigente. Contar con una magnífica formación, entender otras culturas, hablar otros idiomas y tener una experiencia en el extranjero son requisitos cada vez más demandados en el entorno empresarial actual. Las empresas buscan jóvenes profesionales que, además de contar con una excelente formación, tengan iniciativa, visión internacional, capacidad de liderazgo, habilidad para trabajar en equipo en entornos muy competitivos, ambición, ética profesional y, en definitiva, capacidades para convertirse en futuros líderes de la organización.
    En este sentido, la mejor vía para que un joven profesional alcance de forma acelerada todas esas capacidades y afrontar el futuro con garantías es la realización de un programa Máster en Dirección de Empresas (MBA) en alguna de las mejores universidades del mundo. Cursar un MBA en una gran universidad permitirá mejorar y afianzar los conocimientos y habilidades directivas, impulsará enormemente la carrera profesional, y marcará a cada graduado con un sello de prestigio y calidad mundialmente reconocido. Pero el verdadero valor de cursar un MBA en una institución de élite va mucho más allá que todo lo anterior, significa marcar de una forma u otra la diferencia en tu entorno, en tu ciudad, en tu país o en el mundo.
    Almería necesita líderes que quieran marcar esa diferencia y que sean capaces de crear y conducir el futuro de la provincia. No hay excusas, son muchas las posibilidades con las que cuenta el joven universitario hoy en día. Instituciones como la Fundación Eduarda Justo que apuesta por identificar el talento y ayudar, a través de sus becas y seminarios, a convertir a jóvenes con potencial en los futuros líderes de Almería, es un claro ejemplo.
    El reto está ahí, los recursos también, sólo queda la ambición, determinación y la pasión de los jóvenes almerienses por contribuir a este desarrollo y liderar su futuro. Todo está en vuestras manos, esforzaos y aspirad a transformar el mundo, no os arrepentiréis. 

    Dejar una respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.